Debates Acalorados

Las terrazas desde hace dos décadas han servido como arma política y este uso de algo tan fantástico y fácil como, poder sentarte en una terraza y disfrutar del aire libre, la contemplación, un paisaje urbano o de mar , un café con unos amigos , una comida en familia o una cena con alguien que amas, lo han vuelto un discurso político en contra del progreso, la economía , y el turismo. Debemos parar ya a gente que no de la bienvenida a todo el
Mundo a una terraza con las palabras, con los hechos, con los datos TECNICO, económico saludable de las bondades de. Jesuitas terrazas en Mallorca.